A un poco más de la mitad del periodo

Los cursos que iniciaron en agosto, han completado un poco más de la mitad del periodo de otoño 2014. De hecho faltan 6 semanas para que termine este ciclo. Nos reunimos la academia de circuitos y analógica para verificar avances, desarrollo del curso y comentar cómo nos ha ido en el transcurso de esta aventura. En términos generales puedo constatar que a todos nos ha ido bien. En la mayoría de los grupos los alumnos trabajan, muestran interés y además al parecer en general comprobamos que los alumnos hacen lo que tienen que hacer si con ello obtienen una calificación. Si hay algunos ejercicios que se les sugieren pero no son parte de la calificación, los alumnos en general no los realizan, por más que se les indique que con ello aprenderán mejor. Este tema de la recompensa ha salido en varios foros con profesores de diferentes áreas, por lo menos en el nivel de licenciatura. Es probable que entonces tengamos que incluir en la calificación, los ejercicios que deseamos que hagan los alumnos para que logren un mejor aprendizaje. Esto indudablemente implica más trabajo de retroalimentación de parte de nosotros como profesores. Quiero pensar que las actividades que les solicitamos a los alumnos son las adecuadas para que ellos se apropien del conocimiento. ¿Son las mejores o habrá otras con la misma efectividad,  más interesantes y retadoras para los alumnos? (Que aunque no cuenten para la calificación, los alumnos las realicen con interés).

La mayoría de los profesores hemos detectado algunos alumnos que han perdido ya el derecho a su calificación ordinaria por no haber asistido a las sesiones presenciales (establecido en el reglamento de evaluaciones académicas del ITESO). Todavía nuestros cursos tienen un alto contenido de ejercicios o explicaciones bajo conducción de un profesor, es decir son cursos altamente presenciales y se requiere la asistencia de los alumnos (me permito incluir aquí una pregunta solo como ejercicio de reflexión tal vez personal pero que lo quiero externar: ¿qué parte de nuestros cursos pudieran ser diseñados de manera virtual, utilizando las herramientas que están disponibles en la red y hacer que el alumno aunque no asista a clase, tenga la oportunidad de hacerse del conocimiento?, ¿acaso no conviene irle caminando en ese sentido?). Por supuesto que esto nos implica una dinámica diferente y el rediseño de actividades que nos demandan más tiempo, ¿estamos dispuestos a ello? ¿El aprendizaje se dará de la misma manera y con la misma profundidad?

De nuevo volvió aparecer el tema de los teléfonos celulares y la computadora durante las sesiones de clase. ¿Por qué no se prohíbe su uso durante las sesiones de clase? Mi respuesta al respecto fue que tenemos que buscar estrategias y actividades para incorporar estos elementos tecnológicos como parte de las sesiones de clase o como herramientas útiles para el aprendizaje. Este tema también ha surgido en varios foros de profesores y en todos estos foros la propuesta que aquí menciono ha sido la que se pone sobre la mesa: de incorporarlos como parte del curso. De nuevo esta actividad nos requiere dedicarle más tiempo a la preparación de nuestras sesiones de clase presenciales y no presenciales. No cabe duda que la tecnología cada vez más nos impacta en nuestro quehacer cotidiano. Pongo entonces otras preguntas que me surgen de esto: ¿qué sucederá en nuestros cursos cuando el tema “internet de las cosas” (internet of things) haga su arribo cada vez más, si no es que ya está presente?

Seguimos corroborando el asunto de que se les olvidan las cosas que les “enseñamos” apenas hace varias sesiones. Después de repetirlo muchas veces y hacerlo de diferentes formas, pensamos: “… estoy seguro que ya con esto el alumno ha entendido…” y entonces en una siguiente clase les pregunto sobre el tema y … ¡ya se les olvidó! ¿Qué sucede aquí? Una explicación es que no han interiorizado el conocimiento; las actividades que estamos haciendo no les ayudan a que el aprendizaje sea significativo y se quede con ellos. Tenemos todavía pendiente el asunto de la apropiación del conocimiento; tendremos que trabajar más estos asuntos. ¿Qué estrategias serán las más adecuadas para que el aprendizaje que adquieren los alumnos sea significativo y se quede permanentemente en sus conocimientos adquiridos y luego puedan dar cuentea de ello?

En algunos de nuestros grupos tenemos alumnos que llevan ya un año más dentro de la universidad y se aprecia muy claramente una madurez avanzada sobre los alumnos que tienen un año menos. Puedo comprobar que durante su estancia en la universidad los alumnos sí maduran y sí avanzan como seres humanos y como estudiantes. Por lo menos en estas áreas puedo comentar que sí se aprecia la influencia de toda la universidad y de todos los cursos que toman los alumnos.

Todas estas mis reflexiones siempre van acompañadas de preguntas que me aparecen mientras escribo. Espero ir teniendo claridad para responderlas una a una.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Reflexiones generales. Guarda el enlace permanente.

2 respuestas a A un poco más de la mitad del periodo

  1. Nilda dijo:

    Hola Bernardo: Fíjate que a mí me pasa lo mismo con el asunto de que se le olvida las cosas, ciertamente considero que si los conocimientos no están anclados a un proyecto al cual le vean la utilidad y aplicación real en el campo de acción, puede resultar un poco complejo. Pero cómo generar este tipo de proyectos cuando los alumnos carecen de las bases teóricas para un planteamiento de ese tipo? O será que yo misma no puedo romper los paradigmas de una clase como yo la conocí? No lo sé me pasa lo mismo que a ti que me surgen más preguntas que respuestas.
    Coincido contigo en incorporar la tecnología a la clase, a veces me pregunto cómo?
    Hago diferentes experimentos, pero aún no termino de encontrar el camino definitivo.
    Mi disyuntiva esta en si incorporarlo como una herramienta para la búsqueda de información, no sé… eso me parece muy corto, pero al mismo tiempo lo más fácil… en eso estoy, en los cómo?

    Saludos

    • Nilda, así estamos muchos de los profesores que buscamos mejorar nuestra docencia. Experimentando nuevos caminos, realizando experimentos educativos, haciéndonos preguntas … y muchas más cosas. A veces quisiera plantear más respuestas que preguntas, pero no me sale. Yo al igual que tú estoy en los comos y experimentado día con día y curso tras curso. Eso es lo que se me hace padrísimo, que todavía nada está escrito completamente (ojalá nunca lo esté). Y sí, estamos rompiendo nuestros propios paradigmas de la educación.
      Saludos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s